Crítica: "No te olvides de mí", segundas esperanzas

por © NOTICINE.com
"No te olvides de mí"
Por Edurne Sarriegui     
  
La guionista argentina Fernanda Ramondo debuta en la realización con su primer largometraje  "No te olvides de mí".  Este drama de época que ya pasó por varios festivales, recurre al formato de road movie para contar una historia sencilla que transcurre en la provincia de Buenos Aires en los años treinta del siglo pasado.

Mateo Popolano (Leonardo Sbaraglia) es un inmigrante italiano y anarquista que acaba de salir de la cárcel después de pasar tres años a la sombra por conflictos con la autoridad. Tras recuperar su camioneta con la que se gana la vida transportando gallinas y vendiendo huevos, emprende un viaje al sur para buscar a sus viejos amigos. También tratará de recuperar a su gallo de pelea, "El Rey", con el que ganó mucho dinero en las apuestas y espera seguir haciéndolo.

Por el camino su camino se cruza con el de Aurelia (Cumelén Sanz) y Carmelo (Santiago Saranite), dos hermanos que viajan en la misma dirección buscando a su padre ausente tras la muerte de su madre. La joven, casi una adolescente, recela del hombre que les ofrece ayuda mientras que su hermano, todavía un niño, es más proclive a aceptarla y sobre todo a viajar en la vieja camioneta.

Fernanda Ramondo usa el viaje por el entorno rural como pretexto para exponer la construcción del vínculo que se establece entre los personajes. Los tres van  en busca de un pasado que se transformó y ya no es lo que esperaban. En el camino surge la posibilidad de elaborar un futuro diferente a partir de la relación que inician.

La historia sencilla, narrada en capítulos que toman el nombre de los pueblos que atraviesan, se centra básicamente en los tres protagonistas. La acción se relata de modo lineal dejando entrever durante el transcurso de la narración el pasado de los protagonistas y la esperanza de un futuro diferente al que esperaban.

"No te olvides de mí" está bien actuada y recrea adecuadamente la época en la que transcurre. Su guion cuenta una historia que llama a la emotividad en un país que se pobló a partir de  diferentes inmigraciones y seguramente reflejará viejas historias familiares de muchos espectadores. Es una ópera prima que no defrauda.

Sigue nuestras últimas noticias por TWITTER.

  

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0

Comentarios